diamarillo

behance.net/diamarillo
terricolaignorante.blogspot.com

Enero 20, 2014 at 12:48pm
0 notas

DRUMS BETWEEN THE BELLS
http://brian-eno.net

New album forthcoming on Warp Records.
CD, 12″ Double Vinyl, Hardback 2CD Edition, Download

http://enoshop.co.uk
http://bleep.com/brian-eno Me pregunto que tiene alguien en el cerebro para hacer todo bien, y genial, y poderoso, y mejor cada vez. Brian Eno hace que yo desee llegar a la vejez, su vejez.

12:17pm
0 notas

2 formas de ira, desde la selva hasta el cemento, condensadas en 3 minutos. Algo que sólo puede hacer Brian Eno.

Enero 18, 2014 at 1:19pm
0 notas

Yo creo que acabo de encontrar mi canción favorita del 2014.

Enero 17, 2014 at 10:39pm
1 nota

Im obsessed with this song
Im in love with this girl
Is dangerous
I love her

Enero 13, 2014 at 10:49am
0 notas

La entrada de la bestia

Estoy en mi cuarto.
De repente Lolo, mi perro, hace su entrada triunfal cual bestia gigantesca casi tumbando la puerta.
Soy suya, me dice.
Me mira y se acuesta. A vigilar que nadie se me acerque

Enero 10, 2014 at 1:59pm
0 notas

La retrasada y el pausado

el: lleva datos señorita?
ella: todos, jefe
el:  muy bien si sigue asi podría darle un descenso
ella: retrasado
el: acaba de perder la oportunidad
ella: dije descenso retrasado
el:  por retrasada, la frase retrasada
ella: por qué hablamos tan pausado?!

Enero 4, 2014 at 11:28am
230 084 notas
Reblogueado desde baby-og-sus
El amor puede ser una moneda de cambio, un arma de chantaje, fuente de liberación y una esclavitud dulce, pero siempre nos expone a peligros y revela nuestra naturaleza más profunda. La relación de poder que implica también puede convertirse en un juego, y los juegos pueden ser divertidos y dolorosos al mismo tiempo…” att. Francesco Tortorella
calikobsessivecompulsivedisorder: @Praa_Praa 

El amor puede ser una moneda de cambio, un arma de chantaje, fuente de liberación y una esclavitud dulce, pero siempre nos expone a peligros y revela nuestra naturaleza más profunda. La relación de poder que implica también puede convertirse en un juego, y los juegos pueden ser divertidos y dolorosos al mismo tiempo…” att. Francesco Tortorella

calikobsessivecompulsivedisorder: @Praa_Praa 

(Fuente: baby-og-sus, vía missbalazo-deactivated20140322)

1:28am
0 notas

Nocturno Incendio

Quiero ir a cine. Hace rato no voy. Quiero inclinar la cabeza y ver imágenes gigantes, sonidos casi ensordecedores, una historia para recordar y sentir que la vida es diferente por dos horas, y los veinte minutos que me demoro en salir del centro comercial a estrellarme con los carros.

Es viernes 3 de enero de 2014. Bogotá soleada de día, silenciosa de noche es más hermosa y vacía que nunca, Tuve que caminar mucho para encontrar una cigarrería ruidosa llena de gente tomando con buena salsa.  Caigo en cuenta de lo linda, emocionante y heavy que es Bogotá de noche en días normales. Recuerdo lo mal que se come en esta parte de la ciudad. Ni siqiuera vale la pena caminar tanto, al final me tuve que comer dos pandebonos sin gracia. Dos.

Pasaron cosas en el camino: buses en contravía que le dieron un poco de emoción a los viejitos psicorígidos de chapinero, aguacates hass a $1400, hombres mal vestidos con papeles en las manos y miradas hostiles que me hicieron sentir en casa. Hubo un incendio arriba de Chapinero, en la montaña de casas a medio construir. El fuego embellecía el color oscuro de la noche. Salí a la terraza y vi subir los bomberos. La supuesta universidad que media entre los dos estratos no dejó ver qué era lo que se estaba quemando. Pedí que no hubiera perros en el incendio. Miré abajo y Kira, la perrita del potrero estaba sentada mirando nada. Creo que el olor le trajo cosas malas.

Escucho Rhye. Creo que es el mejor disco del año. Es extraño lo que voy a escribir: es como si fuera un disco que pide amor, que suplica un encuentro inolvidable. O un disco que uno pondría antes de conocer el amor de su vida sin saberlo.

Espero no tener insomnio esta noche y dejar de pensar en cuantos segundos van pasando que serán más edad en mí cara y en mi maldita vida improvisada amenizada por música celestial.

Enero 1, 2014 at 11:54pm
3 465 notas
Reblogueado desde apolloniasaintclair
apolloniasaintclair me desea así un felíz año 2014. Puede que vaya bien con el disco que escucho en este momento: un disco maravilloso de Shuggie Otis: Inspiration Information. De esos discos brillantes que no tienen época para clasificar.  Yo creo que perfectamente puede sonar dentro de ese cuarto de donde ella sale. Yo creo que perfectamente puede sonar en este cuarto de donde yo quiero esos juegos, esos fuegos.
Sumergida en lo que será mi cuarto por los dos primeros próximos meses de este año que comienza. Viendo todo lo que falta por ordenar. Los trasteos son muy buenos para perder y botar basura. La noche está tan increíble como la música, o es la música la que la hace tan increíble.
Hablo con un amigo de NY y quisiera estar allá tomando cerveza con los pies elevados mirando una ventana gigante, viendo el humo de mi cigarrillo elevarse. No se porque aspiro tanto a la contemplación o al placer desenfrenado. Eso sólo me rejuvenece, pero no me proyecta hacia el supuesto futuro en el que debo pensar y construir. Hacia esos 10 años próximos que no he planeado y que mi papá me pregunta tanto.  Creo que yo no nací para vivir una vida larga.  Esta música contemplativa me hace daño.
No. No debo sentirme mal. Es la noche, la noche hace estragos deliciosos en mí. Me hace un ser irresponsable, que fácilmente inclina la cabeza hacia atrás para recibir algo.
Amo esta soledad. Suena una canción con mar y gaviotas y eso me hace más irresponsable, me hace un ser sin edad que quiere fusionarse con el agua e irse disolviendo lentamente.
Este escrito no tenía objetivo de contar nada salvo registrar el increíble disco doble de Shuggie Otis que estoy viviendo.

apolloniasaintclair me desea así un felíz año 2014. Puede que vaya bien con el disco que escucho en este momento: un disco maravilloso de Shuggie Otis: Inspiration Information. De esos discos brillantes que no tienen época para clasificar.  Yo creo que perfectamente puede sonar dentro de ese cuarto de donde ella sale. Yo creo que perfectamente puede sonar en este cuarto de donde yo quiero esos juegos, esos fuegos.

Sumergida en lo que será mi cuarto por los dos primeros próximos meses de este año que comienza. Viendo todo lo que falta por ordenar. Los trasteos son muy buenos para perder y botar basura. La noche está tan increíble como la música, o es la música la que la hace tan increíble.

Hablo con un amigo de NY y quisiera estar allá tomando cerveza con los pies elevados mirando una ventana gigante, viendo el humo de mi cigarrillo elevarse. No se porque aspiro tanto a la contemplación o al placer desenfrenado. Eso sólo me rejuvenece, pero no me proyecta hacia el supuesto futuro en el que debo pensar y construir. Hacia esos 10 años próximos que no he planeado y que mi papá me pregunta tanto.  Creo que yo no nací para vivir una vida larga.  Esta música contemplativa me hace daño.

No. No debo sentirme mal. Es la noche, la noche hace estragos deliciosos en mí. Me hace un ser irresponsable, que fácilmente inclina la cabeza hacia atrás para recibir algo.

Amo esta soledad. Suena una canción con mar y gaviotas y eso me hace más irresponsable, me hace un ser sin edad que quiere fusionarse con el agua e irse disolviendo lentamente.

Este escrito no tenía objetivo de contar nada salvo registrar el increíble disco doble de Shuggie Otis que estoy viviendo.

Diciembre 26, 2013 at 11:05pm
1 nota

Tortuga asustada

Aquí estoy sola después de una terapia de depresión, tristeza y desesperanza absoluta regadas en mi cama todo el día.  Me muevo y pienso a la velocidad de una tortuga asustada que se esconde cada vez que ve pasar algo.

Ya tuve relación muy estrecha con las paredes, el techo y la ventana, que por primera vez desde que estoy en este cuarto, dejó entrar el sol.

Con pedazos de música animada para darme fuerzas que sonaron en vano. Con mensajes de facebook sospechosos de hombres interesados y solos pensando que soy la gran cosa,  que soy lo que se ve en las fotos. Quiero cerrarlo. Es un engaño. Es un altar a la falsedad, a la hipocresía, a la vana-gloria. No lo cierro porque aveces se necesita esa mentira.

Puedo dormir otra vez? puedo dejar de pensar en sexo? Puedo dejar de pensar en el oscuro futuro que me espera? No. Curiosamente hoy sólo he pensado en suicidio sólo una vez, debe ser que se está esfumando la tara. La ventana está medio abierta, y entra algo que se llama brizna, qué palabra tan rara. También entra silencio. Y entra todo el color negro que tiene la noche sin estrellas de hoy y que invade todo mi corazón completo.

No salgo porque no soy nadie, no quiero que me vean a los ojos y vean que no hay nada, no tendré que fingir nada. Es un día nada y a el estoy entregada.

Hoy es ya. Y mi pareja, de nuevo,  va a conocer, alone o en compañía de otros, un nuevo lugar. Otra nueva experiencia sin mi. Y yo paso una noche triste sin él. Qué va a pensar de este escrito? si lo que más le gustaba de mí era mi supuesta alegría? Pues estoy volviendo a mí, a un grinch que sale cada 2 días. Mi alegría está en un lugar sin sol, a miles de kilómetros de mí.

Hoy soy esta noche negra sin estrellas. Espero mañana tener fuerzas para despertarme y hacer los deberes de un ser vivo.

10:54pm
0 notas

Llueve muy rápido

11.05 pm. Algo suena en la ventana, la persiana casi no abre. Veo que es la lluvia, me quedo suspendida en las gotas, mientras suena Beach House otra vez en el computador. Todo pasa tan lento cuando escucho Beach House, mi cerebro corre a ritmo normal y fluido. Veo la gente pasar, huir y mojarse. Me imagino desde lejos como un almita desolada en la ventana de una casa gigante. Frente a la casa hay un aparato naranja gigantesco detenido por ser domingo, que construye entre semana un conjunto cerrado y cada vez saca más tierra. Toco el vidrio y me despido del potrero que vio crecer a Kira, la perrita que lo cuida. Qué tristeza Kira, a donde irá a parar despues de que esté listo ese conjunto.

Abajo hay amigos hablando cosas importantes, I guess. Mi gigante perro negro duerme a un metro de distancia, ya es viejo y no le gusta trasnochar. Pasan los minutos y quiero que se detengan. Mi fuerza no alcanza para detenerlos. El tiempo es cruel conmigo porque es rápido, yo voy a otra revolución. A la revolución en la que va estar despierto a dormirse, a la revolución de algún escrito de Tito Livio, a la revolución de una canción de Cass Mc Combs, a la  velocidad con que se adelantaban los casets, al ritmo que lolo me mira, al lado de una onda de slide de guitarra de canción romántica country.

Son ya las 11.15 necesito dormir, y este cuarto temporalmente mío está repleto de notas de cosas por hacer. Things to do que hoy no me importan. Sigue pasando el tiempo y sigue lloviendo, eso no ayuda. Es la primera vez que no me quiero dejar invadir por la nostalgia ni la melancolía. Ya estuvo bueno. Cada vez es más noche. Ojalá no amanezca.

Espero que esta sensación de almita desolada huyendo de la melancolía desde la ventana no sea producto de la nueva droga entretenida que hoy por primera vez dañó mi cerebro por 5 segundos. Vuelve a sonar Cass Mc Combs, recuerdo viajes lindos contigo, donde podíamos tener el lujo de preguntar tonterías y esperar respuestas brillantes mientras reíamos y el resto nos miraba, o nos envidiaba?. El mundo a este ritmo de verdad que no tiene sentido. Hoy es noche de pasado. Ojalá no amanezca.

Noviembre 8, 2013 at 2:49am
0 notas
Entonces eran ya las tres am y tocaba irse. Cerraban el bar, y nos fuimos todos para una casa. Mi abuelitis me invadió y me acosté a dormir en el cuarto mientras todos seguían enloqueciendose. De repente, entra a cuarto un personaje que se mueve en mi universo entre la admiración total y la resignación fatal. Saca un cuatro, no se donde, y comienza, exclusivamente para mi, a tocar y cantar una pieza hermosa de Simón Díaz.
Yo estoy acostada, muy cansada mirando, tratando de capturar  y registrar cada detalle de ese momento. Lo logro, no se da ni cuenta. Termina la canción, sale del cuarto, cierro la puerta.
Me voy durmiendo y veo que acabo de vivir una escena de alguna inolvidable película. 

Entonces eran ya las tres am y tocaba irse. Cerraban el bar, y nos fuimos todos para una casa. Mi abuelitis me invadió y me acosté a dormir en el cuarto mientras todos seguían enloqueciendose. De repente, entra a cuarto un personaje que se mueve en mi universo entre la admiración total y la resignación fatal. Saca un cuatro, no se donde, y comienza, exclusivamente para mi, a tocar y cantar una pieza hermosa de Simón Díaz.

Yo estoy acostada, muy cansada mirando, tratando de capturar  y registrar cada detalle de ese momento. Lo logro, no se da ni cuenta. Termina la canción, sale del cuarto, cierro la puerta.

Me voy durmiendo y veo que acabo de vivir una escena de alguna inolvidable película. 

Octubre 24, 2013 at 1:40am
0 notas
Muñecas rodeadas de gris

Muñecas rodeadas de gris

Agosto 23, 2013 at 12:59am
2 notas
Criaturitas

Criaturitas

Julio 27, 2013 at 5:55pm
0 notas
Ella trata de llamar mi atención pero no lo logra

Ella trata de llamar mi atención pero no lo logra